El Camino Primitivo

Se conoce como Ruta Jacobea Primitiva al trayecto comprendido entre Oviedo y Santiago de Compostela. En la localidad de Melide se une al Camino de Santiago Francés.
No es casual el hecho de que la ruta sea conocida con el apelativo de “primitivo”, pues fue precisamente el rey Alfonso II, posiblemente el primer peregrino conocido, quien al conocer la noticia del hallazgo del cuerpo del santo, tomó esta ruta hacia Compostela para ser testigo del suceso.
Las ciudades milenarias de Oviedo y Lugo son el estandarte artístico y monumental de esta ruta de peregrinación, que se ve salpicada de auténticas joyas naturales y culturales para deleite del viajero.

Nada más comenzar la ruta, hallamos uno de los más bellos parajes de la ruta. Se trata del Desfiladero de Peñaflor en el concejo de Grado.
A lo largo del recorrido encontramos numerosos ejemplares arbóreos convertidos en verdaderos testigos de la Historia. Robles y tejos milenarios crecen en las proximidades de muchos templos como vestigio de las poblaciones celtas que establecían sus lugares de culto en las proximidades de algún árbol al que dotaban de significado sagrado.

De entre todos los ricos paisajes de la ruta, destaca el territorio abarcado por el concejo asturiano de Allande declarado casi en su totalidad como Monumento Natural.
La presa hidroeléctrica conocida como Salto de Salime, da al viajero la oportunidad de contemplar una moderna obra de ingeniería integrada en un bello paisaje natural, proporcionando una imagen de gran impacto visual.

Fuente Noticia: www.gronze.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × dos =