Fuente del Vino

En una de las etapas del Camino de Santiago en el monasterio de Irache, antigua universidad monacal y joya del románico, esconde una fuente fuera de lo común, la del Vino.

Esta fuente fue construida por las Bodegas Irache en uno de sus muros que da al Camino de Santiago. Estos con el objetivo de seguir con la tradición: de pan y vino se hace el Camino, ya que era tradición ofrecer vino a los peregrinos y el vino saciaba y sacia la sed y las penas de los caminantes, quisieron construir una fuente de vino en plena ruta del Camino.

Se trata de un vino ligero, del año, de esos que al servirse dejan una espumita en el vaso. La fuente dispone de una web cam para ver a tiempo real a los peregrinos en el Camino de Santiago que la visitan (de 08:00h. a 20:00h.).

En esta fuente podemos ver una placa junto al caño que nos recuerda que no abusemos, porque como todo lo gratis, este también causa furor entre los turistas:

“A beber sin abusar,

te invitamos con agrado.

Para poderlo llevar,

el vino ha de ser comprado”.

Puesto que las Bodegas están cerca de la misma fuente.

Si desea llevar en la Credencial de Peregrino el sello de la Fuente del Vino como recuerdo puede solicitarlo en las oficinas de las Bodegas Irache los días laborables o en el Museo del Vino los sábados y festivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − 9 =